Blog

Cómo actuar antes una descarga eléctrica

¿Cómo debemos actuar ante una situación de emergencia por descarga eléctrica?



Se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Observar la situación: si la persona aún está tocando el cable o artefacto eléctrico, el primer metro alrededor de la persona suele ser conductor de electricidad, así que por ningún motivo hay que acercarse, porque se corre el riesgo de recibir dicha descarga.
  2. Si la persona no está en contacto con el cable o artefacto eléctrico, de igual forma no es recomendable acercarse, ya que el cuerpo humano puede conducir electricidad.
  3. Acudir hacia el centro de carga y cortar la corriente eléctrica.



Una vez que se ha cortado la fuente de energía eléctrica, debemos proceder de la siguiente manera:

  1. Antes de tocar o reanimar a la persona electrocutada, debemos llamar a los cuerpos de emergencia de nuestra localidad. Por ningún motivo intentar asistirlo antes, ya que se pueden perder cinco minutos vitales para la vida de la persona herida. Además, si intentamos asistirlo sin conocer el tipo de lesión, podemos empeorar o complicar el estado del accidentado.
  2. Lo más común es encontrar a la persona herida con quemaduras de segundo o tercer grado, por lo que antes de tocarlo debemos observarlo para que durante la llamada a los cuerpos de emergencia les podamos indicar en qué estado se encuentra.



¿Cómo debemos reportar a una persona que acaba de recibir una descarga eléctrica a los cuerpos de emergencia?

Para que los cuerpos de emergencia puedan llevar los elementos necesarios para asistir con primeros auxilios al paciente en el lugar del accidente, tratemos de indicar lo siguiente:

  1. Una persona acaba de recibir una descarga eléctrica
  2. Sexo del herido
  3. Edad
  4. Complexión
  5. Descripción de lo que ve.
  6. Tipo de lesión: quemadura de primero, segundo o tercer grado.
  7. Breve descripción de lo sucedido



¿Cómo podemos saber que grado de quemadura tiene la persona lesionada?

Ésto lo podemos intuir al observar el color de la quemadura:

  1. Negro = Quemadura de tercer grado
  2. Muy rojo, mano hinchada, ampollas grandes o descamación = Quemadura de segundo grado.
  3. Enrojecido = Quemadura de primer grado



Mientras acuden los paramédicos al lugar del accidente, ¿cómo podemos asistir al paciente?

Estas son las algunas recomendaciones:

  1. Si está consciente la persona, tratar de tranquilizarla sin tocarla.
  2. Procurar que no se mueva, ya que desconocemos el tipo de lesión que tiene.
  3. Si tiene pegada a la piel ropa plástica o cualquier otro material, no se debe intentar retirar.
  4. Mantener limpia la herida, evitando que roce con algo o que le caiga polvo, agua o cualquier otra sustancia.
  5. Si el afectado está inconsciente o sigue convulsionando, para evitar la asfixia se debe poner de lado para evitar que se atragante con su propia saliva, sangre o lengua.
  6. No intentar reanimarlo. Solo las personas con conocimiento y experiencia en reanimación cardiopulmonar (RCP), pueden intentar auxiliar al herido.



¿Qué medidas preventivas podemos tomar?

Antes que nada, debemos identificar los riesgos eléctricos a los que podemos estar expuestos, ya sea en casa o en nuestro entorno laboral. Es importante ubicar el centro de carga para que estemos alertas cuando se presente una situación de emergencia en donde tengamos que cortar la electricidad.

También es recomendable hacer una revisión eléctrica periódica a nuestras instalaciones, sobre todo si hemos comprado muchos aparatos eléctricos o si la construcción de nuestro inmueble tiene más de 10 años de antigüedad.

Leave a comment